La orina podría ser el nuevo combustible.-

En los últimos años un buen número de investigaciones científicas se han dedicado a descubrir formas de obtener energía más limpia. Entre las ideas más desarrolladas está la de utilizar los desechos humanos como combustible, esto podría ser mediante un proceso químico que transformará la orina en gasolina humana.